Para correspondencias y contactos :
TEMPLOTAOISTA@YAHOO.COM

Por este link apoya al TIBET

Un libro Budista Shin

Desde aquí puedes realizar tu busqueda

lunes, 4 de abril de 2011

Vivir como monje budista por un mes, una experiencia poco tradicional


Programa de Aventuras del Espíritu. Foto: Getty Images

Programa de Aventuras del Espíritu.
Foto: Getty Images

Convertirse en un monje budista, o al menos vivir como ellos durante un mes, está ahora al alcance de cualquiera gracias al programa Aventuras del Espíritu que ofrece la empresa Fang Valley, en la zona montañosa del norte de Tailandia, a pocos metros de la frontera con Birmania.

El objetivo de esta empresa turística es impactar de manera positiva en el individuo, ofreciéndole nuevas experiencias y una auténtica inmersión cultural.

De esta forma, el turista podrá experimentar en carne propia la vida de un monje budista en un templo de Tailandia, aprender a meditar, raparse la cabeza y recibir clases sobre los principios del dhamma.

Tanto iniciados en el budismo como novatos pueden participar en esta iniciativa que, desde 2008, atrae a curiosos de todo el mundo.

El programa puede combinarse con una estancia en un pueblo tribal de los Lahu o de los Palaung, dos de las tribus que todavía sobreviven en la zona.

Los clientes, nunca más de dos o tres al mismo tiempo, conviven con las tribus compartiendo sus comidas y durmiendo en cabañas de bambú, ayudándoles en sus quehaceres diarios mientras disfrutan del paradisíaco paisaje del valle de Fang.

Para quien quiera poner en práctica lo aprendido, el programa también incluye la posibilidad de ejercer el voluntariado enseñando en alguna de las pequeñas y necesitadas escuelas locales.

La estancia en el templo es gratuita, los participantes hacen donaciones y se pagan sus comidas, con un costo de unos 3 euros diarios aproximadamente.

Para quien escape del turismo tradicional, esta debe ser una experiencia increíble.

¡Ah! Pequeño detalle: en los templos no permiten alcohol, ni sexo y sólo está permitido comer dos veces al día.

Terra